El duende de Santa Claos

En el lejano polo había un gran revuelo ya que solo quedaba tres días para la dulce navidad había más de 100 duendes unos se encargaban de hacer los juguetes otro de las cajas, otros de envolverlos y 1 el duende orejitas el ayudante número 1 de Santa Claos que siempre le acompañaba a dejar los regalos a los niños.

Toda la fábrica que por cierto estaba muy bien decorada estaba revolucionada la mujer de Santa se encargaba de hacer las galleta para todos por su buen trabajo y mirar la lista de los niños que se han portado mal durante este año, aunque nunca a ningún niño le dejaba sin regalos ya que la mujer de Santa Claos tenía un gran corazón y era bastante buena para dejar a alguien sin regalos, pero no solo la fábrica de Santa había un gran revuelo en las casas de los niños no se paraban de escuchar risas por lo poco que quedaba para navidad.

El duende de  Santa Claos

Aunque el duende orejitas fuera el número uno de Santa, el duende orejitas tenía una gran envidia por Santa Claos ya que siempre era Santa el que se llevaba las gracias y sonrisas de los niños pero solo le importaba a orejitas porque a todos los demás duendes no les importaban porque con tal de hacer feliz a los niños con sus juguetes les bastaba. Aunque los duendes tienen un gran corazón el pobre de orejitas tenía una parte mala de esa envidia que tenía desde hace mucho tiempo.

Paso el día ya solo quedaba un día para navidad orejitas que siempre estaba con Santa Claos noto que no paraba de estornudar, cuando orejitas estaba seleccionando los juguetes para cada niño le llamo la mujer de Santa ¡ el pobre de Santa estaba resfriado ! Santa con tos le dijo a orejitas que este año sería el que se encargase de llevar a todos los niños del mundo los regalos correspondientes.

El duende de  Santa ClaosOrejitas se tomó tan en serio sustituir a Santa que hasta le salía la risa ¡JOU JOU JOU! Santa le dijo a orejitas que dirigir un grupo de duendes y a la vez hacer sus oficios de número uno, así que Santa le ofreció un respiro ¡unas vacaciones! Pero orejitas las rechazo le explico su motivo y Santa lo comprendió al segundo Santa le dijo su truco de entregar todos los regalos en una sola noche en ese momento orejitas tubo más confianza en sí mismo y al día siguiente ¡por fin navidad!.

Era el gran momento de orejitas ese mismo día mejor dicho noche entrego todos los regalos supero su envidia pero al llegar al polo norte vio que se les había olvidado una niña orejitas corrió y corrió sin parar a avisar a Santa para ver si podía ayudarle a llevar ese regalo a Santa por suerte le quedaba una cosa que transportaba a algo o alguien a un sitio en concreto orejitas uso ese objeto para llevar aquel regalo a la niña lo consiguió en la fiesta de celebración Santa confeso que era una prueba para comprobar si estaba listo para encargarse de algo más importante y conseguir por fin su estrella de oro número 500 , Santa le felicito y le prometió que el año que viene podría ayudar a comerse las galletas todos se pusieron súper contento las risas se oían por toda la zona.

Fin.

Cuento El duende de Santa Claos ha sido enviado por Fabi Nicool Justiniano.