El jardinero y el perro. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula: El jardinero y el perro

Un jardinero tenía un perro, y esto por descuido cayó en un pozo del cual no podía salir.

El jardinero, viendo lo sucedido, y para salvar al perro, decide descender al pozo. Pero el perro creyendo que el jardinero estaba descendiendo para hundirlo todavía más, se pone nervioso y muerde al jardinero que estaba bajando para socorrerlo.

El jardinero viendo la reacción del perro que le había mordido y sufriendo por la herida causada por dicho mordisco, sale del pozo muy enfadado diciendo:

Esto me pasa, ¿Quién me llama, para querer salvar a un animal que quiere suicidarse?

El jardinero y el perro. Fábula de Esopo con moraleja

Moraleja de la fábula: El jardinero y el perro

La moraleja de esta fábula entre el hombre y un perro nos dice que cuando nos veamos en peligro o necesitemos ayuda, no debemos morder (maltratar, lastimar) la mano de nuestro socorrista.