El labrador y el águila. Fábula de Esopo con Moraleja

Fábula: El labrador y el águila

Un labrador que estaba trabajando la tierra encontró un águila que estaba presa en una trampa para cazar animales (cepo). El labrador quedo seducido por la belleza del águila, y por ese motivo la libero. El águila que no era una ingrata, vio que el labrador estaba sentado junto a un muro y que este estaba a punto de caer sobre el labrador, trato de avisarle, para ello se lanzó sobre él y le arrebato con sus garras una cinta que rodeaba su cabeza.

El labrador se levantó entonces para perseguir al águila. El águila vio que ya estaba lejos del peligro, dejo caer la cinta que le había arrebatado al labrador, este la recogió y al volver al lugar donde estaba descansando vio que el muro se había desplomado donde antes estaba sentado, el hombre quedo muy sorprendido y a la vez agradecido con el águila.

El labrador y el águila. Fábula de Esopo con Moraleja

Moraleja de: El labrador y el águila

La moraleja de la fábula: Tenemos que ser siempre agradecidos con las personas que nos ayudan cuando las necesitamos y devolverles el favor con otro.