El labrador y los perros. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula: El labrador y los perros

El labrador y los perros. Hubo un temporal con aguaceros muy fuertes en el campo, que aprisiono a un labrador en su cuadra (Lugar cubierto donde están las caballerías).

El labrador quedo ahí atrapado porque el mal tiempo no pasaba, y tampoco podía a salir a buscar comida y entonces empezó a devorar a sus animales, comenzando con los carneros, como el mal tiempo seguía, se comió también a sus cabras, y como el temporal de lluvias no pasaba, acabo comiéndose a sus bueyes.

En la cuadra también había unos perros que viendo como su amo se comía a los demás animales y dijeron entre ellos:

Vámonos de aquí, si el amo se ha devorado a los otros animales y sobre todo a sus bueyes que trabajaban con el ayudándole a arar la tierra, nosotros los perros seremos los siguientes.

El labrador y los perros

Moraleja de, el labrador y los perros

La moraleja de la fábula nos dice que debemos cuidarnos de aquellos que no tienen miedo de maltratar a sus mejores amigos.