El labrador y sus hijos. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula de esopo: el labrador y sus hijos

Un labrador en los últimos momentos de su vida, ideo un plan para dejar muy experimentados a sus hijos en el oficio de la agricultura.

Así que los llamo y les dijo lo siguiente:

Queridos hijos, voy a dejar este mundo, pero cuando muera deben buscar lo que he escondido en esta granja y lo tendrán todo.

Cuando murió el padre, los hijos creyendo que había un tesoro escondido en la granja, comenzaron a cavar y remover la tierra con unas ganas que removieron todo el suelo de la viña.

Del tesoro no se vio ni las señas, pero removieron tanto la tierra que esta al año siguiente multiplico sus frutos

Fábula de esopo

Moraleja de la fábula

Esta fábula de Esopo nos dice que el mejor tesoro siempre lo encontraremos en un trabajo adecuado.