El león, la zorra y el ratón. Fabula clásica de Esopo con moraleja

El León, la Zorra y el Ratón

Dormía tranquilamente un león, cuando un ratoncillo se puso a correr sobre su cuerpo.

Se despertó el león, y se movió en todas direcciones buscando a ver quién era el intruso que le molestaba.

Lo observaba una zorra, y le critico por creer que tenía miedo de un simple ratoncillo, siendo el todo un señor león.

No es miedo del ratoncillodijo el león, si no que me sorprendió que hubiera un animal que tuviera el valor de pisotear el cuerpo de un león dormido.


Moraleja. Nunca dejes de cuidarte ni aun de las pequeñas cosas, por infirmas que sean.

El león, la zorra y el ratón. Fabula de Esopo

El León, la Zorra y el Ratón