El perro y su reflejo en el río. Fábula de clásica de Esopo con Moraleja


Fábula: El perro y su reflejo en el río

Un perro caminaba por la orilla de un río llevando en su hocico un sabroso hueso. Vio su propio reflejo en el agua del río y creyó que aquel reflejo era en realidad otro perro que llevaba un trozo de hueso más grande del que tenía el en la boca.

Y deseando adueñarse del hueso ajeno, soltó el suyo para arrebatar el hueso a su supuesto compadre.

Al momento de abrir la boca el hueso que tenía se le cayó al rio y el resultado fue que se quedó sin el propio y sin el ajeno, porque su hueso se lo llevo la corriente.


Moraleja de la Fábula: El perro y su reflejo en el río

Nunca codicies el bien ajeno, pues puedes perder lo que ya has adquirido con tu esfuerzo. Más bien debes contentarte con la fortuna que ya posees.

El perro y su reflejo en el río

El perro y su reflejo en el río. Fábula de clásica de Esopo con Moraleja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *