Fábulas de Esopo con moraleja. El hombre y la hormiga

Fábula el hombre y la hormiga

Un día un barco se hundió en el fondo del mar con todos sus pasajeros, un hombre que fue testigo de aquel naufragio, comentaba que algunas decisiones de los dioses no eran del todo correctas, ya que por culpa de un solo pagano, varios inocentes fueron también condenados.

El hombre seguía el discurso que estaba dando, cuando se sentó en un lugar donde había muchas hormigas, la cual una de ellas le mordió, el hombre para vengarse de la hormiga que le mordió, aplasto a todas las demás.

En ese momento se le apareció Hermes, y le golpeó la cabeza con su caduceo (ver definición al final) diciéndole lo siguiente:

Con esto te habrás dado cuenta que nosotros los dioses juzgamos a los hombres del mismo modo que tu haz juzgado a las hormigas.

Fábulas de Esopo con moraleja. El hombre y la hormiga

Fuente imagen: www.tonterias.com

Moraleja de la fábula

La moraleja de esta fábula es la siguiente: antes de juzgar a los demás por sus actos, juzga primero el tuyo.

Caduceo: Bastón coronado por dos alas y que está rodeada por dos serpientes entrecruzadas y que usada como símbolo de la medicina y del comercio. Antiguamente tambien era el símbolo de la paz.