Fábulas de Esopo con moraleja. Zeus, Prometeo, Atenea y Momo

Fábula: Zeus, Prometeo, Atenea y Momo

Zeus, Prometeo y Atenea se dispusieron a hacer un concurso de quien creaba la obra más perfecta. Zeus creo un toro, Prometeo hizo un hombre, y Atenea una casa, como juez del concurso llamaron a Momo.

Momo, celoso de las obras, empezó a criticar cada una de ellas, a la obra de Zeus dijo que había cometido un error al no colocar los ojos en los cuernos del toro, con el fin de que pudiera ver dónde hería.

En la obra de Prometeo, dijo que el corazón del hombre debía estará fuera de su pecho para que la maldad que habita en el no estuviera escondida y todos pudieran ver lo que hay en el espíritu.

En cuanto a la obra de Atenea, dijo que debía haber colocado la casa sobre ruedas, por si alguna vez un malvado se instalaba como vecino y sus moradores pudieran trasladarse muy fácilmente.

Zeus, quedo indignado por la envidia de Momo, y lo arrojo del Olimpo.

Fábulas de Esopo con moraleja. Zeus, Prometeo, Atenea y Momo

Moraleja de la fábula

Esta fábula de Esopo no dice que el celoso y el envidioso, siempre encontrara un defecto o alguna razón para criticar cualquier obra por más perfecta que pudiera estar.