Fábulas de Esopo y sus Moralejas La Gata y los Ratones

Fábula: la gata y los ratones

La Gata y los Ratones. Una familia muy numerosa de ratones se instaló en un viejo caserón abandonado, donde abundaba la comida y había mucho espacio para jugar. Pero no advirtieron que andaba por allí una gata, y ésta los fue engullendo uno a uno.

Un día, los pocos ratones que todavía quedaban vivos, temiendo a la carnicera gata, se ocultaron en sus escondites, privándola de su deseada caza. La felina, sin embargo, no se dio por vencida e ideó a su manera la forma de atraparlos.

Subió la muy astuta a un madero del techo y colgándose de él, se hizo la muerta. Entonces, uno a uno de los ratones, al verla en postura tan ridícula, le dijo:

– ¡No sea tan estúpida, señora gata! Aunque fuese usted un saco, no me acercaría.

Fábulas de Esopo y sus Moralejas La Gata y los Ratones

Moraleja de la fábula: La Gata y los Ratones

La Moraleja de la Fabula el que ha sido maltratado debe andar con cuidado.

Volver a Fábulas de Esopo