La hormiga. Fábula clásica de Esopo con moraleja

Fábula: La hormiga

Dice una leyenda que la hormiga actual era en otros tiempos un hombre que, consagrado a los trabajos de la agricultura, no se contentaba con el producto de su propio esfuerzo, sino que miraba con envidia el producto ajeno y robaba los frutos a sus vecinos.

Indignado Zeus por la avaricia de este hombre, le transformó en hormiga.

Pero aunque cambió de forma, no le cambió el carácter, pues aún hoy día recorre los campos, recoge el trigo y la cebada ajenos y los guarda para su uso.


Moraleja de: La hormiga

Aunque a los malvados se les castigue severamente, difícilmente cambian su naturaleza desviada.

La hormiga

La hormiga. Fábula clásica de Esopo con moraleja