Los viajeros y el cuervo. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula: Los viajeros y el cuervo

Estaban viajando un grupo de personas cuando de repente se encontraron a un cuervo malherido que había perdido un ojo. Las personas del grupo miraron al cuervo y uno de ellos aconsejo a los demás que tenían que iniciar el regreso, pues dicho encuentro con el cuervo resultaba un mal presagio (una mala suerte).

Pero otro de los viajeros interrumpió y dijo que como podría ser eso posible, que dicho cuervo nos pueda predecir el futuro. Ya que ni incluso él pudo predecir su mala suerte, ya que si lo haya hecho, hubiera evitado perder uno de sus ojos.

Moraleja de la fábula: Los viajeros y el cuervo

La moraleja de esta fábula es que si una persona no puede cuidarse a sí misma, mucho menos lo hará con los demás, o tratar de aconsejar al prójimo.

Los viajeros y el cuervo. Fábula de Esopo con moraleja