Los viajeros y el Oso. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula: Los viajeros y el oso

Estaban caminando dos viajeros por el mismo camino. De repente se les apareció un oso. Uno de los viajeros se subió rápidamente a un árbol para poder ocultarse en él; el otro, a punto de ser atrapado y no teniendo otra salida, se tiró al suelo, para fingir que estaba muerto.

Entonces el Oso acerco su hocico, para olerle por todas partes, pero el hombre hacia todo lo posible para contener su respiración, para que pareciese que estaba muerto, ya que se dice que los osos no tocan a un cadáver. Cuando el oso se fue sin hacer daño al hombre que fingia estar muerto, el que se había subido a un árbol para esconderse en el bajo y le pregunto a su compañero de viaje, que le había dicho el oso.

A lo que responde el otro amigo. El oso me recomendó que en un futuro no viaje con amigos que huyen y dejan tirado al compañero ante cualquier peligro.

Los viajeros y el Oso. Fábula de Esopo con moraleja

Imagen tomada de Flickr

Moraleja de la fábula: Los viajeros y el oso

Esta fábula es otra versión diferente a la Fábula de Esopo los dos amigos y el oso. La moraleja es que la verdadera amistad se comprueba en los momentos de peligro.

Una Respuesta
  1. mariana 4 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *