El sistema de propulsión de la medusa

El cuerpo de las medusas está compuesto de agua por lo menos en un 95%, y su diámetro va de unos 2,5 centímetros (1 pulgada) a más de 2 metros (6 pies). Muchas especies se impulsan mediante músculos que contraen y relajan cadenciosamente su cuerpo acampanado. El movimiento es similar al de una sombrilla que se abre y se cierra.

Los científicos que estudian dinámica de fluidos han descubierto que algunas especies de medusas, aunque no son nadadoras veloces, poseen un asombroso sistema de propulsión. Con cada contracción de su cuerpo crean un vórtice en forma de anillo y lo expulsan con fuerza. El empuje de los anillos genera una reacción opuesta que impulsa a la medusa hacia adelante, de manera parecida a como se impulsa un avión de reacción, pero no con propulsión constante, sino con pulsaciones de energía.

Crear sistemas de propulsión

“Parece algo sencillo, señala la revista New Scientist, pero el acto de formar un vórtice en forma de anilla ha resultado muy difícil de representar matemáticamente”.

El sistema de propulsión de la medusa

Los investigadores están estudiando el mecanismo de propulsión de la medusa a fin de fabricar vehículos subacuáticos más eficientes. Un ingeniero ya ha construido un submarino que genera un efecto similar al de la medusa y consume un 30% menos de energía que uno convencional. Otra posible aplicación sería su uso en el campo de la cardiología. Debido a que, al bombear, el corazón humano produce vórtices en forma de anillo en la sangre, los vórtices en forma de anillo en la sangre, los vórtices anormales podrían revelar enfermedades cardiacas en etapa temprana.

La medusa crea un vórtice en forma de anillo y lo expulsa con fuerza para generar empuje.

Fuente | Revista Despertad (agosto 2012)