Fábulas de Esopo La Abeja y la Paloma Moraleja de la Fábula

Fábula: La Abeja y la Paloma

Un día caluroso, una paloma se detuvo a descansar sobre la rama de un árbol, junto al cual corría un limpio arroyo. Mientras recobraba el aliento, contemplaba la corriente.

En esto, una abeja se acercó a beber, cayendo al agua empujada por una ráfaga de viento.

Viéndola en apuros, la paloma voló hasta ella y la saco sujetándola con el pico.

Más tarde, un cazador vio a la paloma y se dispuso a darle muerte de un disparo. Mas la abeja, que lo estaba observando todo, acudió en ayuda de su bienhechora. Clavó su aguijón en la mano del hombre haciéndole fallar el disparo, con lo que la blanca paloma pudo ponerse a salvo.

Fábulas de Esopo La Abeja y la Paloma Moraleja de la Fábula

Fábulas de Esopo La Abeja y la Paloma la Moraleja

El que hace una buena acción se sentirá complacido y seguro que tendrá quien le ayude en el peligro.

Volver Fabulas Esopo

7 Comentarios
  1. diana 3 años ago
    • stefanny 2 años ago
  2. melita martines 2 años ago
    • Nombre (obligatorio) 2 años ago
  3. Nombre (obligatorio) 2 años ago
  4. stefanny 2 años ago
  5. darlis 3 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *