Kepler-36b y Kepler-36c dos nuevos planetas casi pegados

Mirar el cielo y ver la luna en el horizonte les gusta a muchas personas, ahora imaginemos que en vez de la luna miramos un planeta gaseoso gigante, esto se podría ver si tuviéramos un planeta muy cercano a nosotros como nuestra Luna. Esto es un hecho de ciencia ficción, los astrónomos han descubierto dos planetas que giran en torno a la misma estrella cuyas orbitas vienen tan juntas que cada planeta se podría ver como si de una luna se tratase.

Los planetas recién descubiertos están a 1.200 años luz de la Tierra, estos planetas que son muy diferentes en tamaño y en composición, pero que están solo a 1,9 millones de kilómetros de distancia uno del otro, son los planetas conocidos que están más cerca uno del otro según un nuevo estudio.

Uno de los planetas descubiertos llamado Kepler-36b es rocoso, tiene 1,5 veces el tamaño de la Tierra con un peso 4,5 veces mayor. Está compuesto por un 30% de hierro y un 15% de agua. El otro planeta vecino es el Kepler-36c es un planeta gaseoso con un tamaño 3,7 veces más grande que el de la tierra y 8 veces más pesado.

Kepler-36b y Kepler-36c dos nuevos planetas casi pegados
DAVID A. AGUILAR (CFA)

Extraños vecinos muy cercanos

Estos dos planetas el Kepler-36b y el Kepler-36c orbitan forman parte del sistema Kepler-36 y se encuentran en la constelación del cisne (Cygnus). Estos planetas fueron descubiertos recientemente por el telescopio espacial Kepler de la NASA, este telescopio es capaz de descubrir un planeta cuando este pasa por delante de su estrella, ocasionando que la luz que emite su estrella se reduzca.

A pesar de que son muy diferentes en tamaño y composición, los dos planetas viajan por caminos sorprendentemente similares en torno a su estrella anfitriona. Kepler-36c orbita una vez cada 16 días, a una distancia promedio de 12 millones de kilómetros (19 millones de kilómetros). Kepler-36b orbita cada 14 días y se encuentra a unos 11 millones millas (18 millones de kilómetros) de la estrella. Kepler-36b probablemente se formó relativamente cerca de la estrella, mientras que Kepler-36c probable que se formó más lejos.

Kepler-36b y Kepler-36c

Un impresionante cielo nocturno

Josh Carter, del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica, en un comunicado dijo “Podemos especular sobre la apariencia del planeta c: Puede aparecer un poco más violeta que Neptuno”, agregó. “El color púrpura se debe a la absorción del rojo y amarillo por el sodio y el potasio. También podría haber un ligero tinte marrón, debido a las brumas de la foto-disociado de metano”.

“Estos dos mundos están más cerca entre sí que cualquier otro sistema planetario que hayamos encontrado”, dice Eric Agol, uno de los autores del artículo, que aparece publicado en la revista Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *