El labrador y la fortuna. Fábula de Esopo con moraleja

Fábula: El labrador y la fortuna

El labrador y la fortuna. Un labrador estaba trabajando el suelo con su pala, cuando hacia este trabajo con su tierra, encontró un paquete de oro. Entonces todos los días, desde que encontrara el paquete de oro, daba una ofrenda a la madre Tierra, como recompensa por el favor que el creía que le había concedido.

Viendo esto, la Fortuna se le apareció y le dijo:

Oye amigo, ¿Por qué agradeces a la Tierra la suerte que yo te he dado para hacerte rico? Si después tu suerte cambiara y este oro pasase a otras manos, entonces me echaras la culpa.

El labrador y la fortuna

Moraleja de: el labrador y la fortuna

La moraleja de esta fábula, nos enseña que cuando recibamos un beneficio, debemos ver muy bien de donde proviene antes de juzgar de forma indebida.